La higiene en las personas mayores

Recomendaciones para mayores

Suara Cooperativa

[Publicación 03/04/2020]

La higiene diaria y el cuidado de nuestra piel no varía de jóvenes a mayores. Ahora bien, hay que tener en cuenta las connotaciones diferentes de la etapa de la vejez: mayores dificultades en la movilidad, enfermedades específicas y/o cambios en la piel, por citar algunas.

La higiene de la persona incluye todas las actividades que garantizan un correcto cuidado de la piel y de los diferentes órganos externos del cuerpo (boca, manos, ojos, ...), así como el buen aspecto personal. Si tienes cuidado de una persona mayor en casa, resulta útil tener en cuenta las siguientes recomendaciones:


La higiene de la piel y el cabello

La piel es una barrera protectora del paso de los gérmenes en nuestro organismo y también ayuda a regular la temperatura del cuerpo. El cuidado de la piel requiere una higiene diaria con agua y jabón, evitando los productos irritantes. Debe prestar atención especial a las axilas, las ingles, la zona genital, los pies y las manos. Después de la higiene, hay que secar bien las zonas, teniendo especial cuidado en las zonas de pliegues, e hidratar bien con crema hidratante.

El cabello hay que lavarlos según el estilo de vida de cada persona, pero es recomendable hacerlo con cierta frecuencia y hacerlo con jabón neutro o champú. Los peines deben ser exclusivos para el uso personal y se deben mantener siempre limpios.


La higiene de las manos y los pies

Las manos pueden ser un foco de contaminación rápido: en ellas, sobre todo alrededor de las uñas, se acumulan diferentes gérmenes. Por ello resulta necesario que se laven con frecuencia con agua y jabón, utilizando un cepillo para la limpieza de las uñas, y siempre antes de las comidas, de tocar alimentos y después de ir al baño. Debe poner especial atención a las uñas, que tenemos que cortar de forma regular para evitar que se acumule suciedad: se deben cortar de forma curva las de las manos y de forma recta las de los pies.

Los pies, hau que lavarlos a diario, y sobre todo la zona entre los dedos, hay que secarlos bien y hacer una buena hidratación con cremas.


La higiene de la boca

En las personas mayores, tengan los dientes propios o si son portadoras de prótesis dentales, hay que garantizar una buena higiene bucal. Hay que hacer uso del cepillo de dientes para la limpieza después de todas las comidas y las prótesis dentales deben lavarse de forma escrupulosa, pues si no los dientes naturales restantes fácilmente pueden deteriorarse. Hay que retirar la prótesis siempre al mismo tiempo de ir a dormir y dejarlas dentro de alguna solución desinfectante que podemos encontrar en el mercado.


La higiene de los ojos

Los ojos deben lavarse a diario, evitando la formación de legañas, y secar con suavidad la zona ocular, para evitar irritaciones. Hay que evitar el uso de cremas no específicas para la zona en el contorno de ojos, por ser una zona con la piel altamente sensible.

Siguiendo estas recomendaciones garantizamos que la persona mantenga un buen estado de salud, al tiempo que aumentará su autoestima y percepción de que se mantiene en unas óptimas condiciones. Es importante que dejes que la persona haga las diferentes acciones por sí misma en la medida de sus capacidades, y darle el tiempo que sea necesario para hacerlo.