Cuidar y cuidarse con una persona mayor en casa

Recomendaciones para mayores

Suara Cooperativa

[Publicación 24/04/2020]

Es muy posible que en estos días tengamos la oportunidad de cuidar a una persona mayor en casa, ya sea porque habitualmente convive con vosotros y ahora compartimos más horas y espacios juntos, o bien porque la eventual situación nos ha llevado a recibirla en casa y cuidarla, convirtiéndonos pues en cuidadores principales.


Tenéis que tener presente que cuidar y acompañar una persona es una tarea muy enriquecedora y a la vez puede ser compleja para algunos cuidadores, por eso es importante estar preparados para una actividad tan importante. Y, sobre todo, aprender a cuidaros vosotros, pues si no lo hacemos de este modo, es muy posible que en algún momento os podáis sentir superados, y no os sintáis con suficientes fuerzas.

Hay ciertas medidas que os pueden ayudar a prevenir que vuestra tarea os suponga un desgaste emocional y físico, a continuación las detallamos:


Fomentar la autonomía de la persona que cuidáis

Animad a la persona a realizar el máximo de tareas posibles dentro de sus capacidades y habilidades, vale más ser paciente y que las pueda hacer a su ritmo que hacerlo por ella o él para ganar tiempo o ir más deprisa. Mantened una actitud positiva que pueda hacer sentir bien a la persona.

Vosotros primero: será más fácil cuidar del otro si lo hacéis primero con vosotros. Sobre todo, no lo olvidéis.


Hay que identificar las señales de alerta

Todas las personas tenemos un límite, un "hasta aquí". Hace falta que seáis previsores y podáis pedir ayuda a otras personas si sentís que este momento se acerca. No pasa nada por reconocer que no podemos hacer algo o que necesitamos que nos echen una mano, dejaos ayudar, es la mejor manera de que las atenciones hacia la persona que cuidáis sean positivas y responsables.

En este sentido, si no disponéis de otras personas alrededor, familiares o amigos que os puedan ayudar, podéis contactar con algún servicio o personas voluntarias que os faciliten esta ayuda.


No olvidéis vuestros momentos: sabemos que cuidar una persona, y además depende del estado físico y/o cognitivo que tenga, puede implicar dedicar mucho de tiempo a estar con ella, atenta a sus necesidades, pero será un error si ocupáis todo el tiempo cuidando a los demás, hace falta pues, que podáis conservar momentos para vosotros, para hacer aquello que os gusta y desconectar aunque sea un rato. ¡Cargar energía también es importante!