Adolescentes y uso de internet durante el confinamiento

Para familias con adolescentes

[Publicación 06/04/2020]

Durante estos días de confinamiento es fácil que los adolescentes pasen más horas de lo habitual ante el móvil, la tableta electrónica o el ordenador. Este uso intensificado de internet puede conllevar una serie de riesgos o malos hábitos para nuestros hijos e hijas que hay que evitar. A continuación os proponemos una serie de consejos para reducir estos aspectos negativos consecuencia de la situación excepcional que estamos viviendo:

  • Orientar y ayudar a los y las adolescentes a la hora de buscar informaciones fiables y veraces. Esta medida es importante para evitar que nuestros hijos e hijas consulten páginas con informaciones falsas que pueden generar un incremento de la angustia. Hay que hablar con ellos y ellas sobre el tema y ofrecerles recursos fiables que puedan consultar sin riesgo de ser engañados o manipulados. También es importante limitar y pactar los momentos de consulta de estas noticias, ya que es otro aspecto que puede hacer crecer su frustración y nerviosismo. Siempre que sea posible se recomienda que estas acciones se hagan acompañadas de las madres, padres o tutores.
  • Evitar que los y las adolescentes realicen búsquedas sobre síntomas, formas de contagio u otros aspectos sanitarios relacionados con el virus. Se recomienda que cuando uno o una adolescente muestre interés en conocer más informaciones sobre este tema, siempre haya una persona adulta al lado que le ayude y oriente a buscarlo en fuentes oficiales para evitar que se consulten informaciones falsas y aumente así la ansiedad o la sobreestimulación del adolescente.
  • Promover el espíritu crítico. Observar con el adolescente ejemplos de fake news que hayan aparecido estos días para que incorpore una mirada crítica e informada en sus búsquedas en la red.
  • Hacer un uso responsable de las redes sociales y herramientas de comunicación instantánea como Whatsapp o Telegram. Un buen uso de estas plataformas puede ayudar a suplir en cierta medida la falta de socialización que sufren los y las adolescentes estos días. Por otra parte pero, el abuso y el mal uso puede provocar situaciones de riesgo como casos de ciberbullying, contenidos peligrosos, nocivos o aumentar el riesgo de proporcionar datos personales a destinatarios inadecuados. Es por ello que se recomienda tener conversaciones con el adolescente de manera periódica sobre el uso que hace de internet.
  • Estimular que los y las adolescentes busquen contenidos de servicio para la familia y la convivencia. Aprovechando que los y las adolescentes están más habituados a navegar por la red, se les puede motivar para que busquen recursos y contenidos que puedan ayudar a mejorar el día a día de la familia, como webs o aplicaciones para hacer ejercicio en casa, recursos culturales o artísticos gratuitos, menús de dietas saludables, etc. De esta manera los y las adolescentes destinarán el tiempo que pasen en la red a fines positivas y enriquecedoras para la familia.
  • Garantizar unos hábitos saludables y una buena postura durante la utilización de aparatos electrónicos. Evitar que el consumo de internet vaya ligado a adoptar malas posturas o a un estilo de vida sedentario. Para evitarlo hay que informar a los y las adolescelnts sobre la importancia de adoptar una buena postura y sobre todo de hacer ejercicio y mantener el cuerpo en forma aunque no se pueda salir de casa. Se recomienda que después de pasar un tiempo utilizando dispositivos electrónicos se haga siempre otro rato de deporte.
  • Aprovechar los recursos online para fomentar la creación y expresión de los y las adolescentes. Los recursos que nos ofrece internet pueden ser una buena herramienta para que nuestros hijos y nuestras hijas adolescentes encuentren un espacio en el que expresar sus vivencias durante estos días, mediante creaciones como relatos, ilustraciones, canciones, vídeos o cualquier otro formato . Una acción positiva que también se puede hacer a través de estos recursos es la redacción de un diario personal para facilitar que los y las adolescentes compartan sus emociones, sentimientos y vivencias durante estos días excepcionales.